Es muy sanadora en todos los procesos y dificultades que pueden estar relacionados con el hecho de haber nacido mujer. Por fin se acepta plenamente esta condición.

A Sekhmet le gusta unificar la parte femenina con la masculina, y aclarar cualquier confusión que exista con respecto a la sexualidad. La mujer utiliza su potencial sin estar en lucha con los hombres. Se siente en paz consigo misma, reconoce al hombre y lo respeta.

Sekhmet